Historias de Diego Salinas

Que siempre sea la casa de Antonia

Feb 12, 2022

De niño, Diego Salinas solía ir al kiosco más cercano a su casa a hacerle mandados a su madre. Así, poco a poco, se hizo amigo de Antonia, la dueña, una española que había llegado a Venezuela hacía un tiempo, y que parecía tener mal carácter. Un día, al volver del colegio, se enteró de que ella tenía cáncer. Entonces comenzó a comprender lo importante que era su vida para él. Esta historia resultó finalista de la 4ta edición del Premio Lo Mejor de Nos.

Poeta, memorista y artista visual. Me interesan la literatura híbrida y el arte marginal. Actualmente vivo en Córdoba, Argentina.

    Mis redes sociales:

Diseño y Desarollo Retórica Web
2018 © La vida de nos, Todos los derechos reservados