Disparos al Corazón
Disparos al Corazón
Disparos al Corazón

HISTORIA DEL PROYECTO

Venezuela Ene 29, 2018

Disparos al corazón pretende mostrar las hondas heridas que dejan las ejecuciones extrajudiciales en las familias venezolanas. Estas prácticas, llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad del Estado y contrarias a todo derecho, han enlutado hogares como los de Olga Meza, Yarelis Guerrero, Glory Tovar, Elibeth Pulido, Eloísa Barrios, Jennifer Rotundo y Aurora Rodríguez, todas mujeres que han debido sobreponerse a la muerte de sus familiares para reclamar una justicia que no llega.

La vida de nos invitó a estas mujeres a escribir ellas mismas su testimonio. Lo usual es que este tipo de historias las escriba un periodista con base en entrevistas, pero en esta oportunidad quisimos explorar una escritura sin intermediación; que fuesen sus voces, directas y resonantes, las que se escucharan. Para esto, cada mujer contó con el acompañamiento de un periodista o escritor, que a lo largo de dos meses fue guiando el proceso de escritura.

Fueron varias sesiones de conversación, estímulo y revisión de los textos, escritos en cuadernos, computadoras y hasta en teléfonos móviles. Luego, cada acompañante incorporó pasajes de las conversaciones grabadas o datos muy puntuales que consideraron relevantes. Finalmente, fueron editados en función de que las historias llegaran al lector lo más acabadas posibles.

Para llegar ahí, fue indispensable la ayuda de la organización no gubernamental Comité de Familiares de las Víctimas (Cofavic) y de otros activistas de derechos humanos. Y luego, la participación de siete periodistas o escritores acompañantes y de siete fotógrafos-videógrafos, en su gran mayoría también mujeres.

Este microsite multimedia es el resultado de todo ese trabajo, que se tomó cinco meses desde el momento que hicimos la primera llamada telefónica para iniciar los contactos. Fueron cinco meses durante los cuales todos los que contribuimos en él experimentamos momentos muy significativos. Esperamos que ocurra lo mismo con cada lector que se adentre en las vidas de estas mujeres, víctimas de la violencia del Estado y la impunidad. Y que ellas, sobrevivientes de ese gran dolor, hayan encontrado en el hecho de escribir una forma de autorrealización y sanación de sus heridas. Sabemos que algunas han continuado escribiendo, lo cual constituye desde ya el primero y más importante logro de este proyecto.

Las ejecuciones extrajudiciales no constituyen un fenómeno reciente. Distintas organizaciones civiles vienen denunciando su existencia desde los años 90, cuando se hablaba de “grupos de exterminio” y “escuadrones de la muerte”. Todos los alertas del sistema interamericano han sido desoídos por el Estado y, muy por el contrario, los ajusticiamientos, desapariciones forzadas y operativos armados han ido en aumento: son 6 mil 385 los casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales documentados por Cofavic, entre 2012 y el primer trimestre de 2017, lo cual revela que la pena de muerte, sin estar establecida en nuestra Carta Magna, es un hecho en Venezuela.

Share Button

4911 lecturas