Bitácora de una crisis

Nov 20, 2018

El Hospital J. M. de los Ríos, con más de 80 años, es el centro de referencia nacional en pediatría. En medio de la crisis sanitaria que atraviesa el país, la atención que el hospital les brinda a los pacientes se ha visto comprometida: en los últimos años, la institución se ha quedado sin medicinas, sin insumos, sin equipos médicos, sin alimentos, incluso, sin especialistas. Son carencias que sufren tanto los niños como sus familiares.

Armando Altuve

Fotos: Rayner Peña

2014: LA ADVERTENCIA

Luego de inspeccionar el Hospital J.M. de los Ríos, entre 2013 y 2014, la Contraloría General de la República publica un informe en el cual señala que 90,9% de los 11 servicios monitoreados tenían déficit de médicos, insumos y equipos, así como deterioro en su infraestructura.

2015: FALLAS INOCULTABLES

13/04: El defensor del pueblo, Tarek William Saab, inspecciona el hospital y se compromete a resolver las fallas de suministros de medicinas e insumos. Prometió que seis obras inconclusas desde 2014 serían culminadas.

16/04: Una filtración en el área de Oncología compromete la unidad de mezclas para la preparación de tratamientos antineoplásicos: más de 120 niños dejan de recibir quimioterapias.

17/05: La Contraloría General de la República instala una comisión en el J.M. de los Ríos para evaluar la crítica situación del centro de salud.

25/06: La Sociedad de Médicos del Hospital J.M. de los Ríos evidencia en un informe que 4 mil niños y adolescentes esperan por cirugías; y alerta sobre la reducción de las camas hospitalarias y fallas de infraestructura.

09/06: Una filtración paraliza el área de Cirugía Pediátrica. Tres de los siete quirófanos tienen desperfectos.

2016: SE IMPONE LA ESCASEZ

25/01: La organización no gubernamental Cecodap introduce un recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia para proteger a los niños y adolescentes por la escasez de medicinas. El 12 de febrero de 2016 el juez Iván Cedeño lo declaró inadmisible. Y el 13 de abril, el TSJ niega el recurso por segunda vez.

30/04: El Ministerio de Salud termina el contrato con Suministros Diversos, que dotaba de alimentos al J.M. de los Ríos. El Gobierno mantenía una deuda de 10 meses con la empresa. Al menos 124 pacientes hospitalizados dejan de recibir comidas y dietas especiales.

02/05: Madres de pacientes del J.M. de los Ríos protestan en la entrada del centro de salud por la mala calidad y el déficit de alimentos que recibían sus hijos. También denuncian la escasez de fórmulas lácteas.

13/05: Cecodap consigna por segunda vez un recurso contra la sentencia negatoria del TSJ. Solicita medidas de protección preventiva contra los niños afectados por la escasez de medicinas.

16/05: La Contraloría General de la República sostiene una reunión con la directiva del hospital, mientras médicos del pediátrico protestan por falta de insumos y medicinas.

03/05: Los médicos del centro manifiestan por la carencia de recursos, luego de que un paciente hospitalizado en el área de Nefrología falleciera por falta de un catéter.

13/06: Cecodap introduce un nuevo amparo ante el TSJ para proteger a los niños y adolescentes y garantizar el acceso a medicamentos.

07/07: El defensor del pueblo, Tarek William Saab, reconoce el problema de suministro de alimentos en el hospital y se compromete a tomar medidas para resolverlo.

01/09: La revista Archivos de Puericultura y Pediatría, de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, publica que en el J.M. de los Ríos los casos de niños y adolescentes con desnutrición grave aumentaron de 30 en 2013, a 80 hasta septiembre de 2016. El año cerró con 110 pacientes desnutridos.

28/09: Pese a que las denuncias persisten, la directora del J.M. de los Ríos, Mayra Oviedo, asegura que el centro opera a su mayor capacidad.

02/12: Luego de tres semanas sin suministro regular de agua en la mayoría de los servicios, el Ejecutivo plantea el envío de cisternas.

16/12: La jueza Marjorie Calderón, de la Sala de Casación Social del TSJ, niega la revisión de la medida que introdujo Cecodap el 13 de junio de 2016.

19/12: La directora del hospital informa que 50 millones de bolívares fueron invertidos para remodelar las áreas de Urología, Dermatología y Fórmulas Lácteas.

2017: UN SERVICIO CONTAMINADO

29/03: Madres del Servicio de Nefrología denuncian que al menos 17 niños se contaminaron con bacterias debido a que los tanques de agua del pediátrico estaban infectados, y a la falta de mantenimiento de la planta de ósmosis de la unidad de Hemodiálisis. Denuncian la falta de antibióticos de primera línea para atacar las infecciones. Ese día protestaron en la calle con el acompañamiento de Prepara Familia.

29/05: Fundavene, dependiente del Ministerio para la Salud, anuncia que la procura y trasplante renal de donante de cadáver quedan suspendidos en Venezuela. En un comunicado, indicó a los 9 centros de trasplantes de órganos del país que debían informar a los pacientes en lista de espera que, a partir del 1 de junio de 2017, no se realizaría la actualización mensual de las placas para evaluar la histocompatibilidad entre el donante de riñón y el paciente receptor.

21/06: El gobierno nacional aprueba 79 mil 482 millones de bolívares para remodelar los quirófanos y la emergencia. Mientras tanto, un estudio de la Universidad Simón Bolívar indica que 11 obras iniciadas por la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario continuaban inconclusas.

25/06: Muere Daniel Laya, de 2 años, por contraer una bacteria en el Servicio de Hemodiálisis. En su certificado de defunción se establecen como causas de su muerte las siguientes: shock séptico, endocarditis bacteriana, infección de catéter de hemodiálisis y enfermedad renal crónica estadio V. Su fallecimiento se suma a los de Raziel Jaure, de 11 años (3 de mayo); Samuel Becerra, de 12 años (11 de mayo), y Dilfred Jiménez, de 16 años (22 de mayo); todos por el mismo motivo. El 13 de julio siguiente, el Ministerio Público ordena el cierre temporal del Servicio de Hemodiálisis para investigar la muerte de estos cuatro niños.

22/12: Cecodap y Prepara Familia introducen ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una solicitud de adopción de medidas cautelares para proteger a los niños del Servicio de Nefrología del J.M. de los Ríos, por la situación de “grave riesgo” para su salud. Prepara Familia contabilizó, hasta noviembre de 2017, 9 niños fallecidos como consecuencia del brote infeccioso de la unidad de Hemodiálisis. En su informe menciona las nuevas muertes de Brian Puerta, de 13 años (10 de julio); Deivis Pérez, de 14 años (17 de agosto); Rafael Velásquez, de 7 años (21 de agosto); Christian Malavé, de 11 años (13 de septiembre); y Ángel Quintero, de 3 años (22 de noviembre).

2018: LA CIDH PONE LA LUPA

09/01: Inauguran la Unidad de Caumatología. El servicio arrancó sin especialistas y las camas del área son usadas para atender casos que ingresan a la emergencia.

25/01: Cuatro niños de diferentes patologías complejas fallecen en la emergencia pediátrica luego de que los ventiladores mecánicos presentaran fallas. El servicio había sido reinaugurado en octubre de 2017, tras las remodelaciones emprendidas en el hospital.

29/01: Muere un niño de 8 años por difteria al complicarse con la enfermedad inmunoprevenible que reapareció en el país en 2016. El tratamiento con antitoxina diftérica no estaba disponible en el hospital cuando ingresó de gravedad. Desde ese momento se contabilizaron al menos cinco fallecidos por la infección bacteriana aguda en el centro pediátrico.

14/03: Inauguran quirófanos del J.M. de los Ríos, pero tres de ellos con fallas en su estructura.

21/02: La CIDH aprueba medidas cautelares para proteger a todos los niños que son atendidos en el área de Nefrología y que reciben tratamiento en la Unidad de Hemodiálisis.

03/04: Madres de pacientes de los servicios de Oncología y Hematología protestan por las fallas en el acceso a quimioterapias y por el daño en la campana de flujo laminar para preparar los tratamientos antineoplásicos.

05/04: Madres del J.M. de los Ríos protestan para rechazar el cierre de la Oficina de Atención al Ciudadano, la cual gestionaba ayudas económicas, alimentación y hospedaje a los padres de pacientes del interior del país.

21/04: Pese a las medidas cautelares de la CIDH, el Servicio de Nefrología denuncia en un informe que persisten las fallas en la dotación de antibióticos, que la planta de ósmosis de hemodiálisis sigue sin mantenimiento y que seis máquinas de diálisis continúan inoperativas.

24/04: En un comunicado conjunto promovido por Prepara Familia con 117 adhesiones, ONG venezolanas e individualidades exigen respuestas urgentes sobre la suspensión de la alimentación a las mujeres cuidadoras del Hospital J.M de Los Ríos.

26/05: Un bebé de cinco meses, con cardiopatía congénita, muere de un paro cardíaco cuando el hospital estaba sin luz, producto de una falla eléctrica. El niño no pudo ser reanimado porque la planta eléctrica de emergencia del centro de salud no funcionó durante el apagón.

05/09: Nesmer Gordones, de 15 años, muere en la emergencia. Sufría de cáncer de hígado y había enfrentado la escasez de quimioterápicos.

30/09: Hasta este día, y de acuerdo al Servicio de Epidemiología del mismo hospital, han muerto 252 niños en 2018. La cifra de mortalidad fue de 158 en 2014; 132 en 2015; 173 en 2016 y 190 en 2017.

09/10: El Servicio de Oncología y Hematología decide suspender las quimioterapias hasta que el Ministerio de Salud no resuelva el daño en la campana de flujo laminar para preparar esos tratamientos.

15/10: Cecodap y Prepara Familia solicitan una extensión de las medidas cautelares ante la CIDH para 13 servicios más del hospital.

01/11: La Contraloría General de la República difunde con retraso su informe de 2016, en el cual destaca que en una inspección al J.M. de los Ríos se determinó “insuficiencia en los niveles de existencia de los medicamentos y material médico quirúrgicos” para marzo de 2016. Además detalló que de 11 quirófanos solo 4 estaban operativos.

21/11: Transcurridos nueve meses de la aprobación de las medidas cautelares de la CIDH para proteger a los pacientes con enfermedad renal crónica, han muerto cinco pacientes en el Servicio de Nefrología: Carina Vergara (14 de mayo), Karla Romero (12 de junio), Laura Araujo (23 de octubre), Frannlys Herrera (21 de noviembre) y Wilmely Mendoza (21 de noviembre). Prepara Familia denunció que los cinco fallecimientos estaban asociados a fallas en el servicio. Allí la organización ha contabilizado 19 muertes desde 2017.

28/11: A poco de cumplirse 18 meses de la suspensión del programa de trasplantes, continúa sin hacerse la revisión de la medida, prometida por Fundavene para el mes de septiembre de 2018.

17/12: Una falla en el ascensor de una de las torres del hospital limita la consulta del Servicio de Lactancia. Las madres son atendidas en el cafetín, sin contar con las condiciones de higiene ni seguridad.

2019: OSCURIDAD Y MÁS MUERTES

08/01: Entre el 1 diciembre de 2018 y el 8 de enero de 2019 mueren 5 pacientes, de entre 5 meses y 14 años de edad, que requerían antibióticos de amplio espectro que el hospital no les pudo suministrar.

10/01: Muere Juan Sebastián Arnao, de 11 meses, por leucemia. Lo afectó la escasez de quimioterapia y la falla en la campana de flujo laminar de la Unidad de Mezcla, usada para preparar los tratamientos. Esta se dañó en diciembre de 2017.

06/2: Madres de los pacientes de los servicios de nefrología, hematología, neurocirugía y oncología protestan por las precarias condiciones del hospital y repudian que la directora, Natalia Martinho, impida el ingreso de donaciones de medicinas y alimentos.

6/02: Las organizaciones Cecodap y Prepara Familia acuden a las reuniones del período de sesiones 171 de la CIDH en Bolivia. Insisten en la necesidad de que se amplíen las medidas cautelares aprobadas en febrero de 2018 a 13 servicios más del J.M. de los Ríos.

12/2: Suspenden cirugías electivas por fallas en el suministro de anestesia.

21/02: Por orden de la directora, Natalia Martinho, se le impide el acceso al centro médico a Katherine Martínez, activista de Derechos Humanos y directora de Prepara Familia, organización con más de 10 años de trabajo en el hospital.

07/03: En medio del primer apagón nacional, la planta eléctrica del centro no funciona. Corpoelec lleva dos equipos generadores de energía alternativos que abastecen parcialmente al hospital y que, de todas maneras, presenta fallas.

07/03: Entre enero, febrero y marzo de 2019, mueren Mariángel Romero (2 de enero), Frandyson Torrealba (8 de enero), Harold Alcalá (25 de enero), Víctor Pacheco (18 de febrero) y Nohemí Oliveros (7 de marzo), pacientes del Servicio de Nefrología. Con ellos asciende a 10 la lista de fallecidos por causas asociadas a fallas del servicio, desde la aprobación de las medidas cautelares que la CIDH. La organización Prepara Familia contabiliza 24 muertes de pacientes renales crónicos desde el brote infeccioso de 2017.

13/03: Médicos difunden un comunicado en el que denuncian ser amenazados y amedrentados por denunciar la crisis hospitalaria. Solicitan al Ministerio de Salud garantizar el funcionamiento de la planta eléctrica y el sistema de alimentación eléctrica ininterrumpida en el Servicio de Terapia Intensiva.

27/03: El Servicio de Oncología suspende el tratamiento de quimioterapia por un daño ocasionado en el aire acondicionado de la unidad de mezclas de medicinas antineoplásicas, provocado por el apagón nacional.

09/04: La ONG Prepara Familia denuncia que 30 niños del servicio de hematología están en riesgo por no tener acceso a trasplantes de médula ósea. De acuerdo con la organización, 20 de ellos lo requieren con urgencia. Entre octubre y abril, 7 niños fallecieron esperando.

26/05: Durante el mes de mayo murieron 4 niños con cáncer que necesitaban un trasplante de médula con urgencia. El 06/05, falleció Giovanny Figuera (6 años); el 23/05, Robert Redondo (7 años); el 25/05, Yeiderbeth Requena (8 años); y el 26/05, Erick Altuve (11 años).

05/06: Fundavene, ente coordinador del programa de trasplante del país, les informó a las madres de los pacientes de Hematología que sus hijos podrían recibir un trasplante de médula ósea en Cuba, tras la suspensión de un convenio con Italia, que garantizaba el procedimiento. 

23/07: Un apagón obligó a suspender cirugías electivas. La planta del hospital no funcionó. Recibieron suministro de plantas alternas. 

9/08: Natalia Martinho, directora del JM, fallece en el Hospital de Clínicas Caracas, por una infección generalizada. 

19/08: Andrés Fernández, paciente del Servicio Nefrología y sobreviviente de brote infeccioso de 2017, falleció cuando le iba a ser sometido a diálisis. El adolescente, de 15 años, era uno de los beneficiarios de las medidas cautelares otorgadas por la CIDH 

22/08: La CIDH, en atención a la solicitud que hicieron las organizaciones Cecodap y Prepara Familia, extendió las medidas cautelares —que había otorgado Nefrología en 2018— a 13 servicios más de J.M. de los Ríos. 

28/08: Trabajadores denuncian que La Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica está colapsada. El área tiene una capacidad de 11 camas, 10 de las cuales están inoperativas.

04/09:Eliécer Aguilar, de 12 años, paciente del Servicio de Nefrología, murió tras presentar dificultades para respirar. Se convirtió en el noveno paciente del servicio que falleció desde enero de 2019. 

18/09: Enfermeros y trabajadores protestaron para exigir mejoras salariales y dotación de insumos, medicinas y reparación de la infraestructura del centro asistencial. 

26/09: En el marco del 173 periodo de audiencias de la CIDH, realizado en Washington, Estados Unidos, Cecodap y Prepara Familia solicitaron ampliar el monitoreo de las medidas cautelares para proteger la vida y la salud de los niños de 14 servicios de J.M. de los Ríos. Las ONG denunciaron que el Estado venezolano incumple las exigencias de los amparos.

06/10: Murió Abraham Estrada, de 13 años, paciente del Servicio de Nefrología que sufría de síndrome neurótico y lupus. Es el décimo paciente que fallece en el servicio desde enero de 2019. 

18/10: Médicos, enfermeros y trabajadores protestan en la calle por las fallas en el JM de los Ríos. 

20/11: En el marco del aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, pacientes, madres, padres, médicos, enfermeros y demás trabajadores volvieron a la calle a protestar. En la entrada el hospital, dispusieron los zapatos de los niños que han fallecido por las fallas en la atención. Denunciaron que el Banco de Sangre está desabastecido, que no hay insumos para realizarle a los niños placas de rayos X, que el Laboratorio carece de reactivos para exámenes básicos, que no hay agua en el hospital ni quimioterapias para los niños con cáncer. 

Share Button