pais

Su misión es ayudar a otros a respirar

Oct 23, 2019

Katiuska se quedaba sin aire al caminar del cuarto a la sala de su casa. Hablar era quedarse sin oxígeno. A veces un día podía reducirse a 24 largas horas de cansancio. Padece de hipertensión pulmonar, una inusual enfermedad que compartía con solo 450 personas de entre los treinta millones de habitantes que tenía Venezuela.

Diseño y Desarollo Retórica Web
2018 © La vida de nos, Todos los derechos reservados